El barberillo de Lavapiés.

Adaptación a la situación actual de España de la famosa zarzuela, en la brillan frases tan solemnes como “En cuestión de ministros está averiado el género, y el que no es malo, es tonto, y el que no, es pésimo”

(…) Muy necesitada está la zarzuela de este tipo de puestas al día con imaginación y creatividad, pero con respeto a unas partituras (…), como ha desmostrado magistralmente Antón Armendariz al traer la trama, sin mayores crujidos, a tiempos corrientes (…), iluminación muy bien trabajada, cambiantes y divertidos elementos y mucha movilidad de los protagonistas con un excelente trabajo escénico(…)” (Crítica Diario La Rioja 24-02-16) Crítica sobre “El barberillo de Lavapiés” en Riojaforum.“